viernes, 11 de noviembre de 2016

Tan fuera de control







TAN FUERA DE CONTROL


Cual es la luz del sol,
tan alta fue mi dicha,
y hoy anda mi desdicha
tan fuera de control.

Por sueños inmortales
corrió la juventud
con la alegre virtud
de tiempos tan vitales.
Mas queda en los anales,
en un bello arrebol,
aquel cielo distante
tan fuera de control.

Y han quedado las rosas
que otrora florecían
sin saber que serían
espinas dolorosas,
al evocar las cosas
que en un rojo crisol
fundiolas el destino
tan fuera de control.


No hay comentarios:

Publicar un comentario