martes, 22 de noviembre de 2016

Pesimismo







Adiós a las esperanzas
que hasta ayer me florecieron
por los ojos que no vieron
tan siniestras acechanzas.
Son rudas las enseñanzas
de un mundo que nada sueña,
que a todo anhelo despeña
sin ninguna compasión,
que mata toda ilusión
y su faz siniestra enseña.


No hay comentarios:

Publicar un comentario