sábado, 28 de noviembre de 2015

Versos de añoranza


  
 
 
Quién desde un lugar ignoto

me embriagó con tal licor,

haciéndome así devoto

de la secta del dolor.



¿Fue la música de otrora

junto con versos de amor,

que al evocarlos ahora,

evoco su resplandor...?



¿Fueron los días felices

de la inocente niñez,

con sus sutiles matices

y su grata ingravidez…?



Tal vez fue el río de la vida,

que fluyera inmaculado,

dejando abierta la herida

de lo que el viento ha robado...
 
 
 
…………………………………

…………………………………


Son los versos que tú escribes,

que salen del corazón;

esos desgarros que exhibes,

que son muerte y salvación.


jueves, 26 de noviembre de 2015

Cajas muy valioasas




Tengo dos cajas muy valiosas,
ambas son cajas de zapatos.

Mi colección de chapas
contiene la primera;
cuando la abro su aroma
place a mi alma:

¡¿Cuántos gratos elixires
fueron encerrados
por tan polícromos cierres?!

Pese a su gran valor
no es una colección estática,
expuesta en una vitrina;
puedo también usarlas
para jugar a las chapas.

Mi otro gran tesoro
es otra caja de zapatos.

Tiene agujeros en la tapa,
lar de mis gusanos de seda,
devoradores voraces
de hojas de morera,
cuya fragancia
hiere mi alma,
como si fuese la flecha
de una bendición.

 
 

sábado, 21 de noviembre de 2015

Lluvia



 
 
 
Veo las nubes al pasar,

veo la lluvia derramada

sobre tan bendito altar

de la tierra inmaculada;



de esta tierra tan querida,

de este suelo que abre en flor,

del misterio de mi vida,

el secreto embriagador.



Esta fragancia que emana,

este lavado ramaje,

tornan mi alma lozana,

sin peso y sin equipaje.



¡Torna el juego y la ilusión!

¡Desvestida de rencores,

goza el alma de su don

y de sus grandes amores!


viernes, 20 de noviembre de 2015

Ausencia


 
 
 
 
Ni la magia de Oriente

ni el color de la flor

son la dicha excelente

del placer de tu amor.



Ni la noche estrellada

ni los rayos del sol

son materia forjada

en tu excelso crisol.



¿Para qué me interesa

del saber su efusión

si tu alma no besa

mi infeliz corazón,



sin la luz de tus ojos

que es la cosa más bella,

si camino entre abrojos

sin la luz de tu estrella?…




miércoles, 18 de noviembre de 2015

Búsqueda


 
 
 
 
Hace tiempo voy buscando

por los caminos del alma

la quiebra de mi quebranto,

de mi corazón la calma,



los versos de un mundo nuevo

que den sentido a mi ser,

aquello que tanto quiero,

aquella flor de mi ayer…



¿Dónde está el verso profundo?

¿Dónde está la voz divina

que a los vientos taciturnos

torne en agua cristalina?



¿Dónde quedó la mañana

de la vida sin pesares,

y aquel alma tan liviana,

en boca de los juglares?

 

Mundo cruel


 
 
 
 
 
Toda el alma desgarrada,

tanto y tan profundo horror,

la vida seca y la flor

de la esperanza truncada.



Tanta muerte provocada

por las ansias de poder,

por la sed de poseer,

por la fiebre alucinada.



Nada tienen que temer

los de las grandes fortunas.

Muerte, tormento y hambrunas

muchos han de padecer.



Son las leyes de este mundo

que unos pocos han dictado,

pues vivir de lo expoliado

es su sino nauseabundo.

Póntelo, pónselo





Ya que Cupido sin cesar dispara

de amor sus flechas sin saber a quién,

y a los que hirió tanto embriaga

sin reparar si hizo mal o bien...



Ya que tal flecha la pasión inflama

con una poderosa exaltación,

no hemos de tomar por cosa vana

llevar a todas partes un condón.


 

domingo, 8 de noviembre de 2015

Viaje por el espacio-tiempo





En un lejano planeta

sé que mora mi legado:

el de la dicha incompleta,

el del camino truncado.



De nada sirve pensar

en imaginarias vidas,

si el tiempo con su pasar

las da todas por leídas.



Así que me hallo viajando

hacia ese mundo distante,

por ver si voy encontrando

mi tan perdido semblante:



aquél que al tiempo burlaba,

el que luz propia tenía,

el que libre navegaba

por un éter de alegría.



jueves, 5 de noviembre de 2015

Llora el río





Llora el río su inmensa pena,

una luciérnaga brilla,

y al abandono se entrega

la ilusión en esta orilla:



en esta orilla del tiempo,

bajo la noche estrellada,

en donde sopla este viento

de tanta cosa evocada.



Lleva el río una ilusión

bendecida por la luna,

cual una inefable voz

de la vida sin fortuna.



¡Cómo son tristes los versos;

los que arrastra la corriente,

junto a los pocos momentos

disfrutados ciegamente!…