viernes, 14 de agosto de 2015

Romance de los grillos enamorados



I

Debajo de un chopo
De hojas temblorosas,
Cantan las cigarras,
Vuelan mariposas.

Y un lindo rosal
Cerca se encontraba
Donde tan feliz
La avispa libaba.

También por aquí
Hay un grillo lindo,
Al que los amigos
Llaman Gumersindo.

Este buen grillito
Tiene un gran amor,
Que mantiene vivo
Con celo y fervor.

Apenas la noche
Tiñe la floresta,
Los grillos convocan
Su mágica orquesta.

Mas nuestro grillito
Nada se concentra,
Porque a su querida
Busca y no la encuentra.

Y así noche y noche,
Y así día tras día,
Por más que buscaba
Nunca aparecía.

Un día Gumersindo
La vida dejó,
Porque sin su amada
De pena murió.

II

Es que cuando así se quiere,
Cuando se hace de tal modo,
Perder a la dulce amada
Es como perderlo todo.

La suerte de la grillita
Al final se descubrió:
Fue que un niño muy malvado
Sin piedad la capturó.

Mucho tiempo anduvo presa,
Encerrada en una lata,
Pues el mocito perverso
Con tal prisión la maltrata.

Hasta que un pasado un año,
Sus papás lograron ver,
El mal que el nene causara
Con su tan mal proceder.

Después de al hijo reñir
Liberan a la grillita.
¡Ésta al verse en libertad
De contento canta, grita!

¡Y busca a su Gumersindo,
El grillito de su amor!;
¡Mas al saber de su muerte,
Muere presa de dolor!

¡Este drama, tal tragedia,
Bien podía haberse evitado,
Si a la infancia se educase
Con esmero y con cuidado!

Pues quien de niño disfruta
Con hecho tan inhumano,
Puede acabar de mayor
Convertido en gran tirano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario