sábado, 9 de diciembre de 2017

Todo amor pode morrer




Todo amor pode morrer
numa noite sem luar,
antes que o sol retornar
para tudo renascer.
Pode então acontecer
que essa tão grande paixão,
esse amar com efusão...
sejam coisas do passado,
fique o peito torturado
e os olhos chorando em vão!

*   *   *   *

Puede el amor fenecer
en una noche sin luna,
sin que haya razón alguna,
sin que vuelva a renacer.
Puede entonces suceder
que la luz de la pasión,
que la flor de la ilusión,
yazcan muertas y enterradas,
y por el alma añoradas
con profunda desazón.

Apenas nubes y sueños



Apenas nubes y sueños
mis pobres manos alcanzan,
mientras que sombras de olvido
por los senderos avanzan.

Giran los mundos perdidos
por tantos vientos.
Lloran los ojos vencidos
por los tormentos.

Giran perfiles de luna
en la memoria.
Caminos que nunca encuentro
hacia la gloria.

Por las estrellas vislumbro,
arbolado de misterio,
el sueño que habita en mí
en un perdido hemisferio.

Por la calle aquella



¿Para qué añorar
lo que el alma amó?
¿Para qué velar
por lo que murió?

Quiero ese sentir
que es flor del momento,
para revivir
en alas del viento.

Y vagar sin fin,
sin ningún deber,
por ese jardín
de mi renacer.

¡Quiero pasear
por la calle aquella,
donde ha de brillar
mi perdida estrella!

*   *   *   *

Pra que ter saudades
do que já não volta?
Para que velar
a paixão já morta?

Quero esse sentir
que é flor do momento
para reviver
nas asas do vento.

Cavalgar sem fim,
sem nenhum dever
pela imensidão
do meu renascer.

Quero passear
pela senda aquela
onde brilhará
minha amada estrela!

jueves, 23 de noviembre de 2017

Tan fuera de control




Cual es la luz del sol
tan alta fue mi dicha,
y hoy anda mi desdicha
tan fuera de control.

Por sueños inmortales
corrió la juventud
con la alegre virtud
de tiempos tan vitales,
mas queda en los anales,
en un bello arrebol,
aquel cielo distante
tan fuera de control.

Y ha quedado la rosa
que otrora florecía
sin saber que sería
espina dolorosa,
y aquella tan hermosa,
bajo la luz del sol,
sonrisa de tu boca
tan fuera de control.

¿Habrá un dulce navegar?





¿HABRÁ UN DULCE NAVEGAR?

Hay una luz que no muere,
que rasga cualquier olvido,
aquella que el alma hiere
evocando lo vivido.

Galopando mis anhelos
a lomos de irrealidad,
van vislumbrando los cielos
de su única verdad.

Los instantes resucitan
de tan profundo legado,
y este sueño que palpita
aunque haya naufragado.

¿Habrá un claro despertar
en este o en otro mundo,
y aquel dulce navegar
por océano tan profundo?


jueves, 26 de octubre de 2017

Terrível ferida




Aberta ficou minh'alma
por tão terrível ferida,
aquela que já rasgou
o ritmo da minha vida.

A fogo ficam gravadas
saudades do velho lar,
banhadas de dor profunda,
banhadas pelo luar.

Vou percorrendo essas ruas
que outrora foram sustento
daquele canto d'aurora,
de tão divino elemento.

Sonho daqueles instantes
que inda não sabem morrer,
pranto salgado nos olhos,
esperando eles vier.

Miragens pelos desertos
daquilo que já morreu,
vibra nos ventos o ritmo
do que sonhei qu'era meu.

*      *      *

Abierta quedó mi alma,
sangrando su abierta herida,
aquella que hubo cegado
aquella luz tan querida.

A fuego quedan grabados
momentos del viejo hogar,
bañados de tanta angustia,
añorados con pesar.

Camino por esas calles
que otrora fueron sustento
del bello canto de aurora,
de tan divino elemento.

Sueño de aquellos instantes
que no se dejan morir,
llanto salado en los ojos
por quererlos revivir.

Espejismos del desierto,
de aquello que feneció,
vibra en los vientos el sueño
de lo el alma vivió.

viernes, 29 de septiembre de 2017

Pobre alma




Lágrimas brotam do sonho
de passadas alegrias;
alma que vai relembrando
a miragem de outros dias.

Pobre alma estremecida

numa tão bela alvorada,
de estrelas que vão fugindo,
de saudades perfumada.

Triste fado de quem vive

apenas do que foi seu,
sem ter certeza nenhuma
do que realmente morreu.

*      *      *

Lagrimas brotan del sueño
de pasadas alegrías;
alma que va recordando
la quimera de otros días.

Pobre alma estremecida
en tan hermosa alborada,
de estrellas que van huyendo
de añoranzas perfumada.

Triste el hado de quien vive
sólo de lo que vivió,
sin saber a ciencia cierta
lo que realmente murió.